Celebraciones de grupo

Una celebración consume grandes cantidades de recursos y energía, agravado por la aceptación de un cierto derroche por el “todo vale en este día”. Querer que esa celebración  se convierta en uno de los días más felices de nuestra vida no ha de estar reñido con la convicción de respeto al medioambiente o con nuestros deseos de justicia social, es lógico querer ser coherentes con nuestros principios también el día de nuestra celebración.

 

Marcará el principio de un nuevo modo de vida más sostenible y ético y de paso lograr concienciar a alguno de nuestros invitados de la bondad de los productos ecológicos o de comercio justo

Diferénciate con una eco-despedida 

¿Te a gustado?, compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *